Torturaron durante dos días al ladron que entró a robar a su casa

El hecho tuvo lugar en la localidad de La Línea de Concepción en Cádiz, España, cuando un joven de 14 años de origen marroquí, ingresó a robar a una vivienda y fue torturado por la familia que vivía en ella.

El menor de edad entró a una casa el pasado 25 de diciembre, y permaneció allí durante dos días, debido a que los habitantes del tradicional domicilio español lo mantuvieron cautivo, propinándole una brutal golpiza durante las 48 horas que permaneció allí.

El autor fue “El Francés“, un pibe de 20 años vinculado al narcotráfico en aquella zona jaditana, quien actuó en complicidad sus padres y un amigo.

Los habitantes de la casa intrusada lo llevaron a un descampado, donde, maniatado y amordazado, tenían pensado prenderlo fuego.

La huída:

Ibrahim -nombre ficticio que le otorgaron en la justicia- pudo aprovechar un segundo de descuido de sus captores y echó a correr con lo que le quedaba de aliento. Con el cuerpo malherido y desesperado, se internó en las callejuelas de una barriada rural de La Línea de Concepción y pudo poner su vida a salvo.

“Habían intentado cortarle el dedo pequeño de una mano, tenía la cara deformada de los golpes, y las piernas llenas de moretones redondos hechos con un martillo”, describió azorado uno de los policías que encontró al menor el pasado 27 de diciembre.

Luego de tres meses del sanguinario hecho, “El Francés” y sus progenitores se encuentran detenidos e investigados ahora por tentativa de homicidio, detención ilegal, lesiones y robo con fuerza.

Cronica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *