Demoran a padres luego de constatar que sus hijos presentaban golpes en todo el cuerpo

Un bebe de 11 meses y una nena de 7 años de Oberá, que padece retraso madurativo, quedaron internados hoy en el Hospital Pediátrico Fernando Barreyro de Posadas y sus padres están demorados por la Policía de Misiones que investiga el hecho.

Según pudo saber El Territorio, el bebé M. de 11 meses llegó derivado desde el Samic de Oberá y presentaba un traumatismo de cráneo. Según explicaron sus padres de 26 y 25 años de edad “el bebé se cayó de la cama”.

Pero el médico que procedió a la atención descubrió que el bebé presentaba hematomas en distintas parte de su cuerpo, algunos de vieja data, por lo que ordenó su internación y custodia por parte del personal de seguridad. Además, se dio aviso a Servicio Sociales y al abogado del Pediátrico, que activo el protocolo de denuncia ante la Policía de Misiones.

Al llegar los agentes de la policía también revisaron a su hermanita Y. de 7 años, quien padece retraso madurativo y también tenía signos de violencia en su cuerpo. Ante la presencia de los oficiales sus padres se pusieron nerviosos y quisieron retirar a los menores por lo que fueron demorados, mientras se concluyen más estudios clínicos a los menores.

Los investigadores solicitaron estudios complementarios para determinar si la menor sufrió algún tipo de abuso ya que ante la presencia de hombres empezó a gritar, llorar y se mostraba con miedo, lo que llamó la atención del personal de Servicios Sociales, que asisten a la menor.

Los menores se encuentran internado en el primer piso del Hospital de Posadas bajo la custodia de la Policía de Misiones, según explicaron fuentes del Parque de la Salud.

El Territorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *