Cristina pidió que se habilite a su hija a continuar con su tratamiento en Cuba

La exmandataria Cristina Kirchner volvió a hacer uso de sus redes sociales e informó que desde su defensa se realizó una presentación en los tribunales pidiendo que se le permita a su hija, Florencia Kirchner, continuar con su tratamiento en Cuba, después de que los médicos le recomendaran no viajar.

“Hicimos una presentación en los tribunales para solicitar que se revoque la muy grave y absurda solicitud que obliga a mi hija a interrumpir el tratamiento médico que está realizando en Cuba y regresar al país este jueves”, señaló en el primer Tweet de la cadena.

En esta misma línea, explicó que “el estado de salud de Florencia y la recomendación médica de no viajar se encuentra debidamente certificado en el resumen de su Historia Clínica que expidió el CIMEQ y fue ratificado por el Cuerpo Médico Forense, a solicitud de este mismo Tribunal”.

Aun así, remarcó que “no existe ningún acto procesal que requiera la presencia física de Florencia de manera inmediata”, una declaración sustentada por el fiscal en su dictamen: “no se ha dispuesto ningún acto procesal que requiera contar con su presencia”.

Además, aprovechó la ocasión para continuar con su pelea con el fiscal del cuadernos de las coimas, Carlos Stornelli y señaló que, a diferencia de él, “en estos años de persecución Florencia cumplió con todos los requerimientos judiciales que le fueron impuestos y, de ninguna manera, su tratamiento puede ser tomado como una obstrucción a dichos procesos judiciales”

“Solicitamos que se autorice a Florencia a permanecer en Cuba hasta que sea dada de alta y que, para eliminar todo tipo de suspicacia, se requiera a través de la Embajada Argentina un informe detallado sobre su estado de salud”, sentenció la expresidente.

Para concluir, volvió a apelar al sentimentalismo y se posicionó en una posición de madre al destacar que quienes asumen “el compromiso político de defender a las grandes mayorías y a los intereses nacionales sabemos que eso conlleva enormes costos personales, pero cuando los hijos o hijas no eligieron nuestra vida deben permanecer por fuera de cualquier maniobra persecutoria”.

El Intransigente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *