La defensa de Florencia Kirchner debe presentar a la Justicia la historia clínica completa de su clienta

La defensa de Florencia Kirchner a cargo de Carlos Beraldi, tiene plazo hasta este miércoles para presentar toda la documentación respecto al estado de salud de la hija de Cristina Kirchner y evitar que venza el plazo para que la joven regrese a la Argentina desde Cuba.

Este lunes Cristina Kirchner hizo público el pedido para revocar el plazo del 4 de abril para el regreso de su hija a la Argentina. Allí, argumentó que a raíz de una serie de problemas de salud que ya presentaba pero que se vieron agudizados durante su estancia en la referida ciudad, Florencia Kirchner “debió realizarse una serie de estudios médicos a través de los cuales se determinó que padecía de una severa patología, la cual tornaba imposible su regreso al país en la fecha informada”.

Después que el Tribunal Oral Federal 5, rechazó revocar el plazo fijado para que Florencia regrese este 4 de abril, otro plazo vence este miércoles, el que exige a la defensa presentar “debidamente certificadas por las autoridades de la embajada argentina en aquél país, de la historia clínica completa y actualizada de Florencia Kirchner y formatos físico y digital de los estudios por imágenes que eventualmente se le practicaron y las que puedan realizarse en esa semana de plazo, como así también un nuevo certificado médico que detalle pormenorizadamente el diagnóstico completo con especificación de causa, tipología e intensidad de la patología sufrida, y tratamiento al que se está sometiendo a la nombrada”.

Entre otros aspectos, se exigió que la defensa de Florencia Kirchner informe datos del domicilio actual en donde su asistida se aloja en Cuba; e informe, “previo a que la imputada emprenda el viaje de regreso, los datos del vuelo que oportunamente contrate”.

Florencia Kirchner está siendo asistida por el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas dependiente del Ministerio de Salud de la República de Cuba (CIMEQ) que expidió el certificado médico que indicaba que la hija de la ex Presidenta, padece: “como diagnóstico principal (definitivo) un trastorno de estrés postraumático, indicándose como otros diagnósticos los siguientes: Síndrome purpúrico en estudio; Polineuropatía sensitiva desmienilizante de etiología desconocida; Amenorrea en estudio; Bajo peso corporal y Linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada”.

MSN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *