El cuerpo es de Estela Arapayu y fue encontrado dentro de un pozo tapado con cemento

Minutos después de las 10:30 de este martes, se dio a conocer que efectivos de la Policía de Misiones hallaron un cuerpo enterrado en propiedad de Estela Arapayu, mujer que es buscada desde el pasado 7 de mayo en Colonia Oasis.

La noticia comenzó a circular luego que también se informara sobre la detención de su pareja, Lotario P., quien convivía con la mujer, tras el hallazgo de vestigios de sangre en uno de los elementos incautados en la vivienda y en un sector de ella.

Finalmente efectivos de la Policía de Misiones confirmaron que el cuerpo corresponde al de Estela Fidencia Arapayu de 49 años y que fue encontrado dentro de un pozo tapado con cemento.
La víctima fue hallada en el mismo lugar donde había sido vista por última vez, de acuerdo con la denuncia radicada por parte de su hija, hace una semana.
A esta hora, efectivos de la Unidad Regional 9 de Jardín América, de la Dirección Homicidios, Investigaciones Complejas, Bomberos y la Policía Científica trabajan arduamente en el escenario del hallazgo del cuerpo, que luego de ser extraído de la fosa será trasladado a la Morgue Judicial para la autopsia correspondiente.
“Quiero encontrarla lo antes posible”
El Territorio entrevistó el último domingo al ahora detenido, Lotario P., pareja de la mujer, y había expresado su tristeza y preocupación por la desaparición de su esposa.
“Estoy muy preocupado y quiero encontrarla lo antes posible. Quiero que regrese porque estamos todos preocupados por ella y su salud”, comenzó su relato el hombre, quien aseguró que Estela estaba bajo tratamiento médico ya que debía operarse lo antes posible de la vesícula.

“Mi esposa, el día anterior, estuvo con los trámites para operarse porque tiene la orden médica de atenderse urgente por lo riesgoso de su situación. Mucho más aún porque un ex concubino de ella murió por no tratarse a tiempo”, añadió Lotario.

El entrevistado agregó que uno de sus hijos la vio salir bien temprano esa mañana de la casa, pero que no advirtió ningún detalle o actitud rara en su mamá.

Lotario comentó que lleva 13 años en pareja con Estela, con quien tiene tres hijos en común y, que si bien estuvieron un tiempo distanciados por una discusión que tuvieron, en la actualidad continuaban en concubinato en su humilde vivienda en Oasis.

“Ella no se daba con nadie, vivía para la casa y no se juntaba con nadie, no tenía amigos”, contó el hombre.

También narró una pequeña discusión que mantuvieron el lunes por la noche con Estela en donde el hombre tuvo que pedirle disculpas más tarde, y que según él, expresó sus dudas en torno a que si este episodio pudo haber molestado de sobremanera a su esposa.

Por último, añadió que un día antes de su desaparición -el lunes en horas de la mañana- su concubina fue por un turno al hospital de Jardín América y que si bien debía atenderse por la mañana recién pudo tener un turno para las 15 de ese día. Y que desconoce qué hizo su pareja todo ese tiempo hasta regresar al hospital para la respectiva consulta.

“Estamos tan angustiados, desesperados y a la vez buscándola”
A su vez, la hija de Estela Arapayu, Verónica, no ocultó su preocupación y al ser consultada por la posibilidad de que su madre podría haber viajado a visitar a algún pariente en otro punto del país, la entrevistada fue clara al desechar esta hipótesis.
“Descartamos que haya ido a visitar a algún familiar por el simple hecho de que tiene hijos chiquitos y estaba viviendo con su nieto de 3 años. Aparte, no los deja por tanto tiempo solos y menos sin avisar; salvo que tenga que hacer un trámite en Jardín, pero después vuelve”, expresó Verónica, quien junto a sus familiares repartió volantes con el rostro de su madre durante todo el fin de semana en distintos puntos de Oasis y Jardín América.
Por otro lado, mencionó que en una oportunidad su madre ya se había ausentado de su casa, pero que en aquella ocasión avisó a sus hijos mayores en dónde se encontraba.
“Mis hermanos siempre están al tanto y además nosotros, que somos sus hijos mayores, estamos en otras provincias también y no nos avisó nada. Siempre le decimos para que nos visite pero sabemos que nunca sale por nuestra hermana que es más chica y que tiene 8 años”, agregó Verónica, quien desde hace muchos años vive en el Sur del país, donde trabaja como docente.
“Ella es una mujer de casa, nunca sale. Sólo lo hace para llevar a los chicos a la escuela, así que por ese motivo la conocemos y sabemos que no haría algo así. Por eso, nos parece tan extraño y estamos tan angustiados, desesperados y a la vez buscándola”, cerró la joven.
La desaparición
Estela Fidencia Arapayu de 49 años, el pasado martes 7 de mayo, alrededor de las 6 de la mañana, según denunció su hija Patricia, se ausentó del domicilio en el que convivía con su esposo Lotario P. en Colonia Oasis.
El último dato concreto que se tuvo en relación al paradero de la mujer se conoció el pasado miércoles por la tarde cuando un primo de la mujer se topó con ella en la zona céntrica de Jardín América.

Esta persona comentó a la Policía que desconocía que su familiar se encontraba desaparecida y que por ello no le preguntó nada y tampoco notó algo raro en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *