El Gobierno promulgó la ley que extiende la emergencia productiva

El Gobierno nacional oficializó la ley 27.503 en la que prorroga por el término de 365 días la emergencia económica, productiva, financiera y social a la cadena de producción de peras y manzanas de las provincias del Neuquén, Río Negro, Mendoza, San Juan y La Pampa, declarada por la ley 27.354, a partir del vencimiento previsto en el decreto 517 del 11 de junio de 2018. La medida fue comunicada en el Boletín Oficial de este martes.

Asimismo, modificaron la ley 27.354, estableciendo que «la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) formulará convenios de facilidades de pago para la oportuna cancelación de las obligaciones a las que se refiere la presente, en base a los regímenes especiales que se dispongan. Los convenios de facilidades de pago que se instrumenten comprenderán una tasa de interés de hasta el 1% mensual y abarcarán las obligaciones que se devenguen hasta el 31 de mayo del año en que finalice la emergencia».

De esta manera, mediante la normativa vigente, la administración nacional declaró en emergencia económica, productiva, financiera y social por el término de 365 días a la cadena de producción de peras y manzanas de las Provincias del Neuquén, Río Negro, Mendoza, San Juan y La Pampa.

Así, según la medida, se encuentran alcanzados por los beneficios para el pago de las obligaciones impositivas y de los recursos de la seguridad social, los actores directos de la cadena de producción. En este sentido, la decisión del Gobierno fue que para la cancelación de la deuda, la AFIP podrá disponer planes de facilidades de pago que no podrán superar las 60 cuotas mensuales.

«Para alcanzar los beneficios previstos en la ley 27.354, se requerirá que a la fecha de entrada en vigencia de la misma, la actividad desarrollada en la cadena de producción de peras y manzanas constituya la actividad principal, entendiéndose por tal, aquella que haya generado más del 50% de los ingresos brutos totales en el año fiscal 2016, según corresponda», expresaba el decreto 1125/2017.

Además, también se incluirá aquella actividad en la que se haya empleado más del 50% de la nómina salarial de la empresa, excluidos los empleados temporarios, debiéndose considerar el promedio anual correspondiente al año fiscal mencionado. Así, en el caso de inicio de las actividades cuando el período a considerar fuera inferior a 12 meses, se anualizarán los ingresos obtenidos desde la fecha de inicio de dichas actividades.

En tanto, la ley promulgada hoy, cuenta con la firma de la vicepresidente, Gabriela Muchetti, del Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, del secretario Parlamentario de la Cámara de Diputados, Eugenio Inchausti y del secretario Parlamentario del Senado, Juan P. Tunessi.

El Intransigente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *