Ya hemos destruido el 90 por ciento de los pastizales de la Tierra

Los pastizales y matorrales templados, es decir, las praderas y estepas, conforman un bioma cuyos ecosistemas predominantes lo constituyen gramíneas, juncales, pastos o césped. La mayoría de las praderas han sido alteradas extensamente y ahora son las principales regiones mundiales de producción de cereales como trigo, maíz y otros granos.

Los seres humanos ya han destruido más del 90 por ciento de ellos, la mayor parte para producir nuestra comida: el pastoreo solo ocupa una cuarta parte de toda la tierra. Lo que queda es muy frágil porque la estacionalidad de los pastizales los hace vulnerables a los cambios en la precipitación y la temperatura.

Solo el 5 por ciento de los prados restantes de la Tierra se conservan, lo que los convierte en el bioma menos protegido. Estos son los lugares que todavía se protegen:

El Serengueti (Tanzania)

El Parque nacional Serengueti es un parque nacional de grandes proporciones (13.000 km²) en Tanzania, África. Es famoso por las migraciones anuales de miles de ñúes. El pueblo Masái ya criaba a sus animales en las “planicies sin fin” de la región 200 años antes de la llegada de los primeros exploradores europeos.

Esta sabana es uno de los ecosistemas más antiguos de la Tierra. Los ecólogos creen que el clima, la flora y la fauna de la zona apenas han cambiado en los últimos millones de años. Aunque la llanura está bien protegida por el Parque Nacional del Serengeti y el Área de Conservación de Ngorongoro, la mano humana se está colando en los márgenes. El ganado se adentra en las áreas protegidas, y los cazadores furtivos intrusos matan ilegalmente a grandes mamíferos cuyos excrementos ayudan a abonar la tierra.

Zebras Serengeti Savana Plains Tanzania

Banni Grasslands Reserve (India)

La reserva de los pastizales de Banni o los pastizales de Banni forman un cinturón de ecosistemas de pastizales áridos en el extremo sur del desierto de las marismas de Rann of Kutch en el distrito de Kutch, estado de Gujarat, India. Son conocidos por su rica vida silvestre y biodiversidad y se extienden por un área de 3,847 kilómetros cuadrados. Actualmente están legalmente protegidos bajo el estado de bosque protegido o de reserva en la India.

En la década de 1960 hubo dos cambios importantes comenzaron a destruir el ecosistema. Primero, el gobierno plantó Prosopis juliflora para amortiguar las salinas pantanosas en el norte, pero el arbusto invasor terminó asfixiando las plantas nativas. En la misma década, los humanos represaron ríos para redirigir la hidratación hacia los cultivos. Sin esos flujos para diluir el agua de mar, aproximadamente la mitad del suelo en Banni es ahora salado e infértil.

Banni Grasslands Reserve Ba67f3a2 1d0b 46d1 9447 087ec4fcef8 Resize 750

Estepa de Mongolia

Se extienden desde el noreste de China hasta Siberia. La sequía y la minería ya están reduciendo la estepa, y un impulso hacia la privatización ha acelerado el desastre. Los agricultores han reemplazado el ganado tradicional nómada, que no afecta a la flora, con rebaños más grandes en parcelas más pequeñas. La creciente demanda de cachemira también ha impulsado un aumento en las cabras domesticadas, que comen raíces, lo que dificulta la regeneración de las plantas.

a

Grandes Llanuras (Norteamérica)

Las Grandes Llanuras es una alta y amplia meseta que se extiende al este de las Montañas Rocosas, en el continente americano, y cubre el estado mexicano de Coahuila, los estadounidenses de Nuevo México, Texas, Oklahoma, Colorado, Kansas, Nebraska, Wyoming, Montana, Dakota del Sur y Dakota del Norte. En Canadá, se extienden por las provincias canadienses de Alberta, Saskatchewan y Manitoba.

Solo la mitad de los 720 millones de acres originales de la llanura del medio oeste es todavía salvaje. La desaparición de la pradera comenzó cuando los colonos del siglo XIX mataron de 30 a 50 millones de bisontes estadounidenses, un mamífero que pasta y fertiliza la flora nativa. Al mismo tiempo, los agricultores convirtieron rápidamente el mar de pastos en campos de trigo y maíz. A diferencia de las hojas resistentes, estos cultivos no pueden soportar la sequía.

Great Plains Nebraska U S 1

La Pampa (Argentina)

Como su nombre lo indica, gran parte del territorio de la provincia forma parte de la extensa llanura pampeana, sin embargo, existen importantes variaciones de relieve.

Gracias al suelo fértil en el este de Argentina, el cultivo de trigo, maíz y soja se intensificó a finales de los años 80 y principios de los 90. Hoy, impulsada por la creciente demanda mundial, la soja se ha convertido en el cultivo dominante, en detrimento de la tierra. Los campos absorben nitrógeno, fósforo y potasio del suelo más rápido de lo que los agricultores pueden reemplazarlos. Las personas también están ocupando espacio: más de la mitad de los argentinos residen en grandes ciudades como Buenos Aires, que solía ser una pradera salvaje.

Llanurapampeana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *