Brasil: Comenzó la huelga en varias capitales

Las centrales sindicales brasileñas iniciaron hoy la primera huelga desde el inicio del gobierno del presidente Jair Bolsonaro, medida que tiene como principal bandera el rechazo la reforma del sistema previsional.
Los ómnibus circulaban normalmente en la ciudad de San Pablo, donde hubo adhesión parcial en el Metro, con algunas algunas estaciones cerradas en las primeras horas de la mañana.
Los sindicatos de profesores estaduales y municipales convocaron a la huelga a la que también adhieren los bancarios de San Pablo, el estado más poblado y rico del país.
En el cordón industrial paulista el paro fue apoyado, al menos en parte, por los operarios de la planta de Mercedes Benz, según el Sindicato de los Metalúrgicos del ABC (gran San Pablo).
La medida de fuerza fue convocada por la Central Unica de los Trabajadores y Fuerza Sindical, las dos organizaciones más importante y tradicionalmente enfrentadas entre sí.
También respaldan la medidas las otras diez organizaciones gremiales de alcance nacional.
La huelga fue tema de discusión el jueves durante la sesión de la Comisión en la que fue presentado el proyecto de reforma previsional en la Cámara de Diputados.
El diputado Alexandre Frota, del oficialista Partido Social Liberal, defendió la reforma y sostuvo que el paro es impulsado por grupos “privilegiados que no quieren trabajar” además de criticar que la medida haya sido convocada “justamente un viernes” para unirla al fin de semana.
Por su parte la diputada Gleisi Hoffmann, del opositor Partido de los Trabjadores, dijo que la reforma es cuestionada “no solo por la oposición” y convocó a la huelga de este viernes cuando prometió que se va a “parar el país”.
En la mañana de hoy hubo bloqueo de carreteras y avenidas con barricadas en San Pablo, Rio de Janeiro y Brasilia.
A las 8 horas (11 GMT) se había registrado alteraciones en el transporte y bloqueos de avenidas en 12 capitales estaduales y Brasilia, informó radio CBN, de la cadena Globo.
En Rio de Janeiro los ómnibus circulaban en la mañana de hoy, al contrario de Brasilia, donde el paro de los choferes tuvo alto acatamiento, mientras los conductores de metro cumplieron su 40 día de huelga parcial.
A las 7 horas (10 GMT) había poco público en la Estación Rodoviaria Plano Piloto, la más importante de la capital a 1 km del Palacio del Planalto, donde no hubo clases en varias escuelas públicas y la Universidad de Brasilia.

ANSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *