Las cinco razones por las que baja el dólar

Este martes el dólar cerró en $ 43,48 a nivel minorista y alcanzó su valor más bajo en las últimas ocho semanas. Los pronósticos que anticipaban que la volatilidad cambiaria crecería entre el cierre de las listas y la concreción de las PASO parecen lejos de concretarse. Para los analistas están dadas las condiciones para que la pax cambiaria se mantenga hasta agosto. Pero advierten que un cambio en los pilares que sostienen esta calma podría poner fin a esta estabilidad. 

Hay cinco razones que mantienen al dólar calmo: 

1. El Banco Central tiene más poder de fuego: el dólar empezó a bajar a mediados de abril cuando el gobierno y el FMI pactaron darle más margen a la autoridad monetaria para intervenir en el mercado ante la evidencia de que la inflación seguía moviéndose en niveles demasiado altos. Así se dejó fija la banda cambiaria de $ 39,75 y $ 51,44 hasta fin de año y se llevó a US$ 250 millones diarios el poder de intervención si la divisa superaba el techo. Con este anuncio a los inversores les quedó claro que el Gobierno no está dispuesto a permitir que el dólar se le escape.

2. La tasa alta alienta el carry trade. Mientras el dólar se mueve hoy en los mismos niveles que tenía hace dos meses, la tasa de interés de referencia del mercado sigue alta. La tasa de las Leliq promedió 63% este martes. Está apenas medio punto porcentual por encima del piso que el Banco Central había fijado para todo el mes. Esta combinación de tasa atractiva en pesos con dólar estable es el combustible para que el carry trade que vuelva a ganar peso. Para los que apuestan por esta vía las ganancias rondan el 7%.

3. Las fórmulas presidenciales se alejan de las posturas extremas. El “efecto Pichetto” fue bien recibido por el mercado y profundizó la tendencia a menor volatilidad que ya había arrancado semanas atrás cuando se conoció la fórmula kirchnerista “Fernández-Fernández”. Según C&T Asesores económicos, la calma cambiaria de estas semanas “debe ser particularmente valorada si se tiene en cuenta que el sábado pasado cerró la presentación de listas de candidatos para las elecciones, un evento que hasta hace poco se consideraba como un potencial factor creador de inestabilidad financiera. El próximo hito político serán las elecciones PASO directamente. Hasta entonces, se irán conociendo diversos indicadores relativamente favorables en materia de actividad e inflación. Ello ayudará a que continúe la estabilización financiera. En contra jugará el que se irá reduciendo la liquidación de agroexportadores”.

4. Ingresan los dólares de la cosecha. Con las exportaciones a pleno tras los rindes récord, en mayo se liquidaron US$ 2.400 millones, un 25% más que en abril. Para este mes se espera que las exportaciones de granos y oleaginosas superen los US$ 3.000 millones. “El dólar minorista marcó valores mínimos de nueve semanas. Esto se dio en un contexto en el que agroexportadores liquidan una mayor cantidad de divisas y ante un marco global más calmo”, sostienen en Research for Traders.

5. Llegan los capitales especulativos. En los últimos días la Reserva Federal confirmó su intención de seguir llevando la tasa de referencia mundial por un camino descendente.Esto hace que los capitales especulativos se muevan en busca de plazas con rendimientos más atractivos. En los últimos días estos fondos ingresaron al mercado local y aumentaron la oferta de billetes verdes. El economista Martín Redrado advirtió que este esquema de calma cambiaria con la inflación en 3% “es preocupante. Si sube la tasa de interés hay un atractivo para capitales de corto plazo”. Y recordó que la devaluación del 2018 fue consecuencia de “traer capitales especulativos de corto plazo y dejar el dólar planchado”.

MSN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.