Subastaran objetos de misiones Apollo

Hechizo de Luna en Nueva York: en vista del quincuagésimo aniversario del desembarco, Christie’s subastará 200 objetos que celebran las misiones de la NASA de los años ’60 y ’70. Entre fotografías autografiadas, mapas y cámaras fotográficas, la ‘vedette’ de la subasta, con un valor estimado de entre 7 y 9 millones de dólares, es el manual de abordo de la Apollo 11: fue utilizado por Neil Armstrong y “Buzz” Aldrin en el alunizaje del módulo ‘Eagle’ el 20 de julio de 1969.
El libro, vendido por Aldrin a su actual propietario en 2007, aún conserva leves indicios de polvo lunar y casi 150 anotaciones a mano “en tiempo real” de los astronautas, entre ellas, las coordenadas del ‘Eagle’ sobre el Mar de la Tranquilidad pocos minutos después del alunizaje.
“Es el primer ejemplo de escritura humana en un cuerpo extra terrestre”, afirmó la casa subastadora, notando la unicidad del objeto.
“Las próximas misiones humanas estarán completamente digitalizadas. Es altamente improbable que en un futuro exista un documento similar”, agregó.
Los otros lotes incluyen una gran bandera estadounidense que voló junto al Apollo 10 (se estima entre 25 y 35.000 dólares), y una lente fotográfica con un pincel para la recolección del polvo usado en la misión Apollo 14 (de 125 a 175.000 dólares).
El manual de abordo estaba en medio de Armstrong y Aldrin durante el alunizaje: narra las 34 emocionantes horas del viaje del ‘Eagle’, de la inspección, la partida, el descenso en la Luna y la sucesiva elevación a la órbita lunar para la cita con el tercer astronauta de la misión, Michael Collins, a bordo del Columbia.
Christie’s hará también una venta online de meteoritos espaciales: la colección Stifler, considerada una de las más ricas del mundo, incluye “un macizo ejemplar triangular”, estimado entre 100 y 130.000 dólares, que revela tanto el interior como el exterior de una roca lunar.
Otras muestras de rocas lunares recogidas por los astronautas del Proyecto Apollo serán por primera vez puestas en manos de geólogos para ser estudiadas. La NASA seleccionó nueve equipos de científicos y está por abrir las cajas fuertes del Johnson Space Center de Houston, pero es sólo una coincidencia con el aniversario del desembarco.
El hecho es que las tecnologías avanzaron de manera extraordinaria desde entonces y “podemos hacer ahora mucho más con un miligramo que lo que podíamos hacer en esa época con un gramo”, dijo Ryan Ziegler, del ente espacial norteamericano que las tiene en custodia.

ANSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.