Murió De la Rúa, presidente en la crisis 2001 (ampliación)

El expresidente argentino Fernando de la Rúa, quien gobernó el país sudamericano rumbo al estallido de la crisis del 2001 y terminó renunciando de modo abrupto, falleció hoy a los 81 años de edad.
“Lamento el fallecimiento… Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento”, escribió el actual mandatario argentino Mauricio Macri en su cuenta de Twitter.
De la Rúa, que gobernó su país entre 1999 y 2001, había sido hospitalizado “en estado muy delicado” en el instituto Fleni de Escobar, en la periferia de Buenos Aires, y murió a poco de ingresar a ese centro.
El político ya había sido internado este año en estado grave por problemas cardiorrespiratorios, que agravaron dolencias cardiovasculares previas, comentaron allegados.
De la Rúa fue el último presidente de la Unión Cívica Radical, un legendario partido político, el mismo que llevó a Raúl Alfonsín a la presidencia en 1983, con el regreso de la democracia, y que hoy, debilitado, integra alianza de gobierno con Macri.
Su gobierno es tristemente recordado en Argentina, pues se vio forzado a dimitir durante la peor crisis económica, política y social de la historia contemporánea del país.
La actuación política de De la Rúa comenzó en tiempos del presidente radical Aturo Illia, cuando formó parte del grupo de asesores del ministro del Interior, Juan Palmero, uno de los integrantes del núcleo duro del antiperonismo en las filas radicales. El golpe de estado de 1966 cortó su carrera política y reapareció en la escena en marzo de 1973, cuando la UCR lo ungió candidato a senador nacional por la ciudad de Buenos Aires, con sólo 36 años de edad, lo que le valió el mote de “Chupete”. El fallecido era abogado -se había recibido a los 21 años- y en las filas de la UCR asumió como senador en la convulsionada argentina de 1973, con un Juan Domingo Perón anciano como presidente.
Ese mismo año fue candidato a la vicepresidencia de la República, pero fue derrotado por Perón.
Legislador hasta 1976, cuando los militares dieron el golpe de Estado que desencadenó la última dictadura argentina, De La Rúa volvió al parlamento con el advenimiento de la democracia y desarrolló una prolífera tarea como diputado, senador y también alcalde de Buenos Aires, el primero elegido en las urnas (1996).
Su carrera política alcanzó la cima el 10 de diciembre de 1999, al ser elegido presidente y sucedió al peronista Carlos Menem para un mandato de cuatro años.
Empero, a finales de 2001, en medio de la grave crisis en la que estaba sumergido el país, con el “corralito bancario” (fondos confiscados a los ciudadanos) y trágicas revueltas en las calles con una feroz represión que causó muertes, De la Rúa terminó renunciando.
La imagen abandonando la Casa de Gobierno en un helicóptero blanco, dio vuelta al mundo y es ícono de una de las páginas más oscuras de la Argentina contemporánea.
Varios de los funcionarios que lo acompañaron entonces están hoy en las filas de Cambiemos, la Alianza que llevó a Macri a la presidencia.
Entre ellos, Hernán Lombardi (hoy en Medios y Contenidos Publicos), Darío Lopérfido (dirigió el teatro Colón) y Patricia Bullrich (ministra de Seguridad), quien al frente de la cartera de Trabajo de De la Rúa redujo las jubilaciones y los salarios públicos un 13 por ciento.
De acuerdo a las pompas de estado, los restos del expresidente serán velados en el Congreso, aunque por unas pocas horas por pedido de su familia, y luego trasladados a un cementerio de Pilar, en las afueras de la capital argentina.
Macri,que se encontraba en Tucumán por los festejos del Día de la Independencia, que se celebra este 9 de julio, decretó tres días de duelo nacional.

ANSA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *