El FMI se prepara para un nuevo desembolso y llega al 78% de lo acordado

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se prepara para aprobar un nuevo desembolso de los préstamos stand by concedido a Argentina, después de que el staff técnico le diera el visto bueno al evaluar las metas trimestrales. Se trata de un nuevo tramo de USD 5.400 millones, otorgados tras una cuarta revisión, que hace un total de USD 44.500 millones aportados por parte del ente financiero internacional.

El flamante nuevo director gerente interino, David Lipton, será el encargado de dirigir la reunión del board que aprobará (o no), de acuerdo a los resultados expuestos sobre la evolución de la economía y el acuerdo con Argentina. Recordemos que semanas atrás, la hasta el momento directora del FMI, Christine Lagarde, abandonó su posición para liderar el Banco Central Europeo y el economista demócrata Lipton, su segundo, pasó a ocupar su cargo.

Hace unas semanas, Lipton, quien en pocos meses dejará su puesto para recibir a un nuevo presidente, manifestó, por medio de un comunicado, que Argentina viene cumpliendo con los compromisos asumidos en relación a la prometida reducción del déficit fiscal y metas monetarias. Además, continuando con los elogios para el país, aseguró que el plan “está dando resultados” y destacó la estabilidad cambiaria, al igual que la caída de la inflación.

Se estima que en esta nueva reunión del directorio, los representantes de los países con más presencia dentro del ente financiero hagan escuchar sus inquietudes, en relación con la situación política de Argentina y el incierto futuro tras las elecciones. En particular, querrán saber qué podría pasar después del 10 de diciembre si Macri no gana los comicios y sí lo hace el kichnerismo.

Teniendo en cuenta el nuevo tramo del préstamo que se espera sea aprobado en las próximas horas, el FMI ya habrá completado con el 78% de los USD 57 mil millones acordados desde un principio. La próxima revisión llegará en septiembre para darle paso al nuevo cheque de USD 5.400 millones, un mes y medio antes de las elecciones generales. Para ese momento, el ente internacional ya habrá desembolsado el 88% del total acordado.

A partir de ese momento, los montos que se seguirán entregando hasta el 2012 serán mucho más menores, a tal punto que representarán solo USD 1 mil millones trimestrales, un cifra tildada de “poco significativa”. De esta forma, el gobierno que asuma después del 10 de diciembre estará obligado a seguir vigilando las variables fiscales con el fin de conseguir los desembolsos. De hecho, según lo establecido al momento de firmar con el FMI, para el 2020 Argentina ya tiene que estar atravesando un superávit fiscal primario del 1% del PBI.

Sin embargo, el haber adquirido este esperado superávit, el nuevo Gobierno deberá buscar en los mercados, una financiación de USD 15 mil millones, además de la refinanciación de las Letes en pesos y en dólares. Ante este futuro escenario, el riesgo país se convierte en un factor clave, cuya caída debe continuar para que Argentina vuelva a tener acceso a los mercados financieros.

El Intransigente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *