Otro paso en la lucha contra el cáncer

La ciencia suma otro paso más en la búsqueda de la cura contra el cáncer, que ahora acaba de dar uno fundamental: “Las células estaminales de los tumores consiguen esconderse en el sistema inmunitario gracias a un manto de invisibilidad, un mecanismo que fue desenmascarado y desactivado gracias a una investigación llevada a cabo en células de una forma de leucemia y a un experimento en ratones”, cita la agencia ANSA.

¿Qué significa esto? Que el resultado podría ayudar a hacer más eficiente la inmunoterapia de los tumores, avance publicado en la revista Nature por investigadores coordinados por Helmut Salih, de la Universidad alemana Eberhard Karls, de la ciudad de Tubinga. Esto es un pasaje directo a la posibilidad real de lograr la cura de esos males. Claudia Lengerke, de la Universidad suiza de Basilea, aseguró: “Una tal conexión entre las propiedades de las células estaminales y la capacidad de huir al sistema inmunitario era hasta ahora desconocida”.

Técnicamente, el denominado “manto de invisibilidad” de las células tumorales es una encima llamada PARP1, capaz de silenciar la proteína NKG2D-L, reveló el trabajo. “Esta proteína está generalmente presente en la superficie de las células enfermas, haciéndolas reconocibles a las células asesinas del sistema inmunitario, que las matan”, detalla la científica, y agrega: “Pero gracias a la enzima, las células estaminales de la leucemia bloquean la producción de la proteína y huyen de la destrucción por parte del sistema inmunitario”.

Según los investigadores, “se identificó a la enzima analizando las células tumorales retiradas a 175 pacientes con leucemia mieloide aguda. La atención se concentró en esta enfermedad porque existen quienes sufren a menudo una recaída luego de un tratamiento con éxito inicialmente positivo y por razones que hasta hoy no estaban demasiado claras”.

Hasta el momento, se sabía que las estaminales tumorales conservan mecanismos de protección que las hacen resistentes a la quimioterapia y al sistema inmunitario, mecanismos que no habían sido identificados. Con los experimentos en ratones, estos mecanismos ahora salieron a la luz, lo que permite avanzar en el control de la enfermedad.

La investigación detalla que en los animales “se registró que mientras las normales células tumorales eran controladas y destruidas por las células ‘killer’, las estaminales tumorales, gracias a la enzima, conseguían huir de las ‘escuadras asesinas’. Así, los científicos trataron a animales con una molécula que lo bloquea: luego del tratamiento las células estaminales del tumor nuevamente produjeron la proteína NKG2D-L en su superficie y fueron reconocidas y eliminadas por las células “killer”.

Básicamente, la clave ahora está en haber descubierto cómo las células malignas luego de ser atacadas por los tratamientos contra el cáncer, actúan para contraatacar. “Saber cómo lo hacen es un gran paso para la medicina”, reveló Andreas Trumpp del Centro alemán para la Investigación sobre el cáncer. Y finalizó: “La investigación proporciona la base para la posibilidad de combatir las células estaminales tumorales haciendo más eficiente la inmunoterapia”.

el intransigente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.