Kicillof habló del impacto económico del triunfo del Frente de Todos

Mientras un sector de la política y del electorado festeja la amplia diferencia con la que el Frente de Todos le ganó al oficialista Juntos por el Cambio, los mercados experimentan una sensación distinta que podría empeorar la situación económica del país. En esa línea, el candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el espacio kirchnerista, Axel Kicillof, fue interrogado sobre el impacto del triunfo de sus espacio y aseguró que es un tema del gobierno de turno.

“Es un tema del Gobierno. Esperamos que actúe con responsabilidad”, respondió el candidato bonaerense cuando fue consultado sobre la expectativa en cuanto a la apertura de los mercados y la performance del dolar. “Ellos tienen hoy todos los instrumentos. Nosotros somos opositores, nos presentamos en las elecciones, nos han dado un respaldo muy grande. Todavía nos falta hasta octubre para tener un resultado definitivo. Vamos a seguir trabajando”, añadió.

Según lo adelantó el pasado domingo, si los mercados financieros hicieron todo lo posible para que Juntos por el Cambio se mantenga en el poder al menos cuatro años más, el resultado de las PASO no haría más que contradecir sus deseos y generar una reacción que afecte a los argentinos. De hecho, este escenario toma por sorpresa a los partidarios del oficialismo quienes, si bien esperaban una derrota, fueron sorprendidos por la amplia diferencia obtenida.

Dicho esto, desde hoy a las 10 de la mañana se abre un interrogante tremendo que sólo una cosa puede aportar su granito de paz: la moderación de Alberto Fernández y un mensaje tranquilizador de cara a lo que viene. Sólo eso, aunque no es suficiente, puede ayudar a una semana sin cambios bruscos. Sin embargo, lo que seguramente habrá que estar preparados es para lo siguiente:

-Los precios de los bonos podrían caer fuertemente.

-Pánico de inversores ante la posibilidad de cumplimiento de pagos.

-El Banco Central podría no intervenir ante una caída del 30% de la moneda.

-Hacerlo implicará un derroche de reservas. No hacer nada, también será grave.

-Un estallido del mercado puede hacer entrar en pánico a muchos argentinos de cara a octubre.

-Si el primer día -hoy- el dólar asciende a casi 49 pesos, todo puede pasar.

Durante las últimas semanas la divisa estadounidense fue el eje de todas las campañas para tratar de mantenerlo estable pese a la subida progresiva pero controlada de los últimos cinco días. Las tasas de interés en pesos y la oferta de plazos fijos para seducir a la mayoría de los ahorristas a quedarse en la moneda nacional lograron equilibrar la balanza con un retorno más que interesante.

Pasados los primeros minutos del lunes, uno de los brokers más conocidos de la city decidió enviar su mensaje de asistencia e información vía WhatsApp a sus clientes con unas palabras que no dejan margen a duda alguna: “Pasen todas las posiciones a dólar, ¡ya!”. Inmediatamente, en los grupos de ahorristas e inversores se propagó la desesperada meta de hoy tener todo listo para dolarizar sus carteras algo que muchos ya habían hecho temiendo dicho escenario. Ahora resta esperar y observar cómo el Gobierno le hace frente a la situación.

El intransigente