“Nadie imaginó que una elección primaria iba a sustituir una elección formal”

Tras una jornada de PASO, el periodista Marcelo Longobardi emitió una nueva editorial, en su programa Cada Mañana por radio Mitre, en donde aseguró que se decidió por el “cambio”, aun cuando so se sabe qué cambio sería. “Nadie imaginaba semejante resultado”, reconoció, en referencia a la marcada diferencia del oficialismo con respecto del Frente de Todos. En compañía del analista político Sergio Berensztein, advirtieron sobre lo que espera a los argentinos hasta octubre.

“Da la impresión que Argentina ha acentuado su camino hacia el cambio a pesar de que no está muy claro lo que esto significa”, inició y agregó: “Parecía una regla el hecho de que teníamos condiciones inimaginables hace un tiempo atrás. Nadie imaginaba a Pichetto vice de Macri ni a Alberto Fernández candidato a presidente. Tampoco nadie imaginaba semejante resultado. Nadie imaginó que una elección primaria iba a sustituir una elección formal”.

“Nunca imaginamos esta catástrofe de la gobernadora Vidal que perdió todo”, reconoció y explicó que “Hay dos responsables en este momento del rumbo de Argentina, uno es el presidente Macri y otro es el candidato ganador Alberto Fernández”. Asimismo, remarcó que las reacción de los mercados podría empeorar la situación del macrismo o asustar a los votantes del kirchnerismo.

“Hubo un voto muy contundente de un sector amplio de la sociedad que le dijo al gobierno que en materia económica había fracasado”, aseguró Berensztein y advirtió que “la política argentina tiene que entrar en un modo distinto, lo electoral pasó a segundo plano. La estabilidad política, la gobernabilidad, la estabilidad financiera, es el principal objetivo”. “Son horas claves no solamente para el corto plazo”, señaló, en referencia a las reuniones que está llevando adelante el Gobierno.

De lo que se decida en estas horas depende el margen de maniobra que encuentre el próximo gobierno. Argentina merece una transición ordenada y el que tiene la responsabilidad de tomar la iniciativa en ese sentido es el presidente Macri”, estableció. En cuanto a las posibilidades que tiene el oficialismo de revertir estos resultados, el analista político explicó que “lo electoral nunca es imposible pero es poco probable. El riesgo de focalizar en lo electoral es una irresponsabilidad”.

Según estableció, el triunfo del Frente de todos fue un “giro pragmático” con dos “factores fundamentales, uno el rol de los gobernadores que hasta marzo estaban apostando a la Alternativa Federal y a partir de este giro de Cristina terminaron apostando por esta alternativa de forma muy exitosa. Alberto Fernández que sin tener experiencia de campaña, comenzó de forma un poquito improvisada, tuvo la inteligencia para saber dónde pegar y terminó esta primera etapa con un resultado extraordinario que ni los propios encuestadores de la oposición tenían previsto”.

“Ni Macri, ni Fernández ganan con un coas”, advirtió y añadió: “Y como los dólares que puede conservar el Banco Central son fundamentales para la próxima administración, ahí hay un lugar para acordar”. Como medidas a implementar en este momento, Berensztein aseguró que “hay que dar una señal fundamental en materia de deuda”. “Es fundamental algún tipo de coordinación para tranquilizar a quienes tienen títulos de deuda argentina”, concluyó.

el intransigente