Pekín dispuesta a una represión rápida

El embajador chino en Londres, Liu Xiaoming, lanzó una nueva advertencia del gobierno de Pekín a los manifestantes de Hong Kong.
Durante una conferencia de prensa, Liu afirmó que el gobierno chino “no se quedará mirando” si la situación empeorase, aclarando que “está en nuestro poder constitucional reprimir rápidamente eventuales desórdenes”.

ansa