Un Astronauta italiano al mando de la estacion espacial

Luca Parmitano se convirtió hoy en el primer italiano en dirigir la Estación Espacial Internacional y en el primer no estadounidense que guía un paseo espacial.
Parmitano acumula así un record tras otro y el hilo rojo es el reconocimiento de la gran profesionalidad del astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA).
Esto fue resaltado por el subsecretario de Estado en la Presidencia del Consejo italiano, Riccardo Fraccaro, que tuvo una comunicación telefónica con Parmitano. “Creo firmemente en la investigación aeroespacial, es el gran desafío del futuro próximo”, dijo.
Para el ministro para la Educación, la Universidad y la Investigación, Lorenzo Fioramonto, el trabajo del comandante “nos hace sentir realmente orgullosos” y confirma el rol de Italia como líder espacial “tanto desde el punto de vista de las misiones como del punto de vista de la investigación aeroespacial”.
El paso de tareas con el comandante ruso de la Expedición 60, Alexei Ovchinin, se llevó a cabo a bordo de una estación orbital concurrida, con nueve astronautas. Fue una ceremonia breve y cargada de emoción, concluida con el sonido simbólico de una campana de latón.
“Gracias a Europa y a Italia”, fueron las primeras palabras pronunciadas por “AstroLuca”, como le dicen a Parmitano. Comienza así la Expedición 61 y la segunda parte de la misión europea Beyond, con sus experimentos dirigidos a sentar las bases del futuro de la exploración espacial, llevando al hombre “más allá” de la órbita baja de la Tierra, hacia la Luna y Marte.
Luca Parmitano es el tercer astronauta europeo en tener esta calificación, después del belga Frank De Winne, al comando de la estación orbital en 2009 y hoy jefe del Centro de la ESA para el adiestramiento de los astronautas (EAC) en Colonia, y luego del alemán Alexander Gerst, al comando en 2018.
El sonar de la campana de latón con el que concluyó la ceremonia marcó para AstroLuca el comienzo de un período intenso de actividad. Son cinco los paseos espaciales previstos en octubre e igual número incluido en el programa de noviembre.
En estas últimas Parmitano “afrontará una gran parte”, reveló el jefe del grupo de exploración espacial de la ESA, Bernardo Patti, en transmisión en vivo organizada por la Agencia Espacial Italiana (ASI) con motivo del pase de tareas.
“Es la primera vez, resaltó, que un astronauta no estadounidense cumple el rol de líder de una actividad extra-vehicular” y esto, añadió, es “un gran honor para Italia”.
“EL mérito va sobre todo en el hecho de que Luca Parmitano logró poner juntos en su trabajo una gran profesionalidad y una profunda humanidad”, destacó.
Los augurios de buen trabajo llegaron también del presidente del ASI, Giorgio Saccoccia: “convertirse en comandante de la Estación Espacial Internacional -reveló- es un gran privilegio, el primer por un astronauta italiano. Es el reconocimiento de su gran profesionalidad y por su competencia demostrada sobre el campo y el vuelo”.
También el programa de los experimentos de la misión Beyond, comprendidos aquellos italianos: el 7 de octubre será el turno de Mini-Euso, conducido en colaboración con el Instituto Nacional de Física Nuclear y la Agencia Espacial rusa Roscosmos, dijo Giovanni Valentini, de la Unidad microgravedad y y vuelo humano del ASI. A fines de octubre será el turno de Lidal y a comienzos de diciembre de Xenogriss. En noviembre, finalmente, además de la caminata AstroLuca estará comprometido en el control en el espacio de un robot sobre la Tierra, en el experimento Analog-1.

ansa