Uruguay y su plan para captar a los turistas argentinos

Uruguay busca captar a los turistas argentinos, tradicionalmente sus principales visitantes con millones de personas cada año, mediante descuentos y beneficios que compensen la fuerte devaluación sufrida por los argentinos durante 2019 y que este año tiende a hacerlos permanecer dentro de las fronteras.
En 2018 llegaron a Uruguay 2.400.000 argentinos, mientras que este año hasta el mes de agosto fueron 1.200.000, según cifras oficiales. “Uruguay ha llegado a poco menos de 4 millones en su mejor momento”, sostuvo la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, respecto de cuántos argentinos esperaban para este año. La funcionaria reconoció que “el último año perdimos 350 mil turistas argentinos, productos de la megadevaluación que tuvo argentina”. No obstante, “tenemos una cifra importante de visitantes argentinos, que históricamente ha ido creciendo”, subrayó.
Por su parte el viceministro de Turismo, Benjamín Liberoff, admitió que “en los últimos diez años los turistas argentinos fueron creciendo constantemente y pasaron de 1.300.000 a 2.600.000, más allá de la merma del último año”. De todos modos, observó, “Uruguay va a estar a fin de año por encima de los tres millones de visitantes”.
Juan Martínez, presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, sostuvo a su vez que “tenemos buenas noticias con el tema de las reservas”, puesto que “nos dicen que las reservas vienen creciendo en forma importante, y que ya hay un 10% más que el año pasado, por lo tanto nos da un cierto optimismo”.
En la reciente Feria Internacional de Turismo de América Latina (FIT) realizada en Buenos Aires, Uruguay lanzó su temporada de verano con miras en su principal mercado, anunciando una serie de beneficios fiscales y el compromiso de los operadores privados de mantener los precios para el próximo verano.
“Para nosotros, todos los turistas son nuestros amigos, pero a los argentinos los consideramos nuestros hermanos”, dijo Kechichian, expresando confianza en que Argentina saldrá de la crisis.
En los departamentos de Rocha, Maldonado, Atlántida y en Costa de Oro de Canelones se contará con una canasta turística de unos 300 productos, sin aumentos hasta abril de 2020. Además, los hoteleros se han comprometido a congelar sus precios.
Además habrá devolución total del IVA (22%) sobre servicios turísticos a personas físicas, si se pagan con tarjetas de débito o crédito, emitidas en el exterior.
Este descuento se aplica para servicios gastronómicos y de catering para la realización de fiestas y eventos, alquiler de vehículos sin chofer y servicios de mediación en el alquiler de inmuebles con destino turístico.
En el alquiler de inmuebles con destino turístico se devuelve el 10,5% del precio del arrendamiento, siempre que se haya contratado en inmobiliarias.
Además habrá un régimen de “tax free” que prevé la devolución del 80% del IVA (14,5%) sobre una gama de artículos adquiridos por turistas no residentes en comercios adheridos.
También se descuenta, entre otros beneficios, el 24% en el IMESI para las naftas en las estaciones de servicios ubicadas a un máximo de 20 kilómetros de los pasos de frontera.

ansa