¿Por qué los médicos usan bata blanca?

Ya nadie se lo pregunta, pero todos sabemos que los médicos se visten con una bata blanca muy característica en cualquier hospital del país y del planeta. Pero varios se preguntan por qué la utilizan y aparecieron datos que seguro te van a sorprender. Parte de la respuesta la tiene la Gaceta de la Antropología, que habla de los símbolos y de qué representa para los profesionales de la salud el vestirse así.

Según la Gaceta, “la interacción entre la persona que cura una enfermedad y el paciente, se enmarca dentro de una atmósfera simbólica que expresa implícitamente el significado de curación”. Pero hay más, porque según algunos estudios, se determinó que son cuatro los objetos que identifican al sector médico: la bata blanca, el estetoscopio, el espejo de cabeza y el famoso maletín negro.

En el caso de la bata blanca, para la publicación representa “autoridad al médico, algo que también está estrechamente relacionado con el quirófano, el ámbito científico y de investigación en salud y, obviamente, el hospital. Además, dicho color se diferencia de otros por su significado de “pureza, de seguridad y de virginidad”. Por todo esto es que los profesionales de la salud se diferencian con el ambo blanco, además de hacerlo con el resto de las profesiones.

Además, otra fuente como la Revista de Medicina Interna de Guatemala, refiere que “en el antiguo Egipto, los futuros médicos eran purificados antes del comienzo de sus estudios y desde ese momento sus atavíos eran color blanco, además recibían alimentación especial”. En tanto, la misma Asociación cita que los inicios de la bata blanca nacieron en el contexto de un quirófano.

En tanto, el color blanco tiene otros significados, como la oposición a la muerte, la bondad, la justicia, la intimidad y el poder. Como dato curioso, algunos documentos indican que fue hasta el siglo XIX que el ambo de los médicos cambió a color blanco, porque antes era precisamente lo contrario: de color negro, que significaba seriedad, formalidad y luto.

El Intransigente