Guionistas de “El Conjuro” anuncian una nueva franquicia de terror

Los co-creadores de la franquicia “El Conjuro”, Chad y Carey Hayes, han anunciado que están listos para llevar adelante un nuevo y prometedor proyecto. De acuerdo a lo expresado por la dupla ante Deadline, los guionistas se embarcarán en una nueva franquicia de historias aterradoras, donde explorarán un número de leyendas urbanas entorno a un lugar embrujado de la vida real: la Mansión LaLaurie

Por el momento, no se han brindado detalles concretos sobre cómo funcionará el proyecto, pero podemos asumir que la residencia de Nueva Orleans y sus muchas historias espeluznantes pueden entregar al público todo tipo de horrores, permitiendo las nuevas películas se centren en nuevos personajes y diversos períodos históricos. Dada su experiencia en la saga de James Wan y la inspiración en la vida real, no hay muchas dudas que los hermanos Hayes son el dúo perfecto para estas nuevas historias.

“Nos encanta escribir películas en las que podamos contar historias reales, incorporando momentos en los que la gente pueda mirar hacia atrás y descubrir hechos que en verdad ocurrieron“, compartieron los hermanos Hayes en una declaración reciente. “Con la Casa LaLaurie podemos hacer exactamente eso. Hay una gran cantidad de documentación sobre un pasado muy oscuro y aterrador de acontecimientos reales”, advirtieron los escritores.

Además el dúo aseguró pasar tiempo en el lugar y haber tenido varias “experiencias desconcertantes”. La franquicia de “El Conjuro” fue producida por New Line y distribuida por Warner Bros, recaudando 1.9 billones de dólares en términos globales a partir de sus varias entregas y spin-offs. Los Hayes fueron responsables del guion de los dos primeros filmes, los cuales son los más aclamados por el público y la critica.

Mansión LaLaurie de Nueva Orleans, es considerada una de las casas embrujadas más conocidas del mundo, que no ha permitido el acceso del público desde 1932. La casa fue hecha infame por su antigua dueña, Madame Lalaurie, una mujer de la alta sociedad, asesina en serie que torturó y asesinó a numerosos esclavos a principios del siglo XIX. Se dice que los cineastas esperan escribir el guión de la primera película dentro de la propia casa y potencialmente rodar parte de ella en el lugar.

La propiedad tuvo múltiples dueños, incluyendo al actor Nicholas Cage, quien compró el recinto en 2007 por la suma de 3,45 millones de dólares. Actualmente pertenece a Michael Whalen, un colaborador de la compañía productora a cargo “Faster Horse”. Según la fuente, el actual dueño provee el acceso al lugar al equipo creativo.

El Intransigente