Explican qué pasará con los hinchas de River que ya compraron sus entradas para la final

La Conmebol acaba de confirmar que Lima será la sede de la gran final de la Copa Libertadores. Los constantes conflictos sociales en Chile produjeron que el cambio de locación fuera inminente. River y Flamengo se verán las caras el 23 de noviembre a las 17.30. La entidad madre que regula el fútbol en Sudamérica llegó a la determinación luego de una reunión con dirigentes de ambos clubes.

El presidente de Conmebol Alejandro Domínguez explicó qué pasará con los hinchas de River que ya sacaron sus entradas para la finalísima: “Se están tomando todos los recaudos de que el sistema de devolución de dinero a todos aquellos que adquirieron tickets se está implementando y que en poco tiempo vamos a relanzar (la venta) con el informe del estadio, dando prioridad a aquellas personas que ya tuvieron la posibilidad de acceder (a entradas) para que vuelvan a comprar los tickets”, expresó.

“Quiero responder, si me permiten, ésta es una situación de fuerza mayor, no es una voluntad prevista. Por eso tomamos la decisión. Y fue el pedido de ambos presidentes de que la Conmebol trabaje con las empresas de aerolíneas para un tarifario moderado”, agregó Domínguez. La idea de la Conmebol y de River es que los hinchas del Millonario que tenían sus tickets para ir a Chile no se vean perjudicados económicamente.

Por otro lado, el presidente de Conmebol explicó el cambio de sede: “Consenso hubo, rápido no fue. Venimos trabajando una ciudad hace más de un año (Santiago) y ahora tuvimos que encontrar una opción más viable. Entendemos que ambos clubes están haciendo un esfuerzo enorme por explicar y dar a entender lo que nos llevó a tomar esta decisión. La opción más viable y teniendo las garantías del gobierno peruano, es que se haga el partido en Lima”, expresó.

Por último, Alejandro Domínguez le envió un sentido mensaje al pueblo chileno: “Agradezco de corazón a todo el pueblo chileno, que se ha manifestado durante todo este tiempo y a Sebastián Moreno en hacer el sueño posible. Lamentablemente, en esta oportunidad, hemos tomado una decisión después de analizarlo en 360° de que lo más conveniente, ahora, y gracias al gobierno del presidente Vizcarra, que dio todas las garantías, que el partido del 23 se juegue en Lima, Perú”, concluyó.

El Intransigente