la Corte puede definir el futuro de Lula

El Supremo Tribunal Federal brasileño (STF) se reunirá hoy para analizar si es constitucional la prisión de los condenados en segunda instancia, en una sesión aguardada con atención dado que puede definir el futuro del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción en el marco de la causa Lava Jato.
El Plenario de la Corte retomará a partir de las 14 horas (17 GMT) la sesión que pasó a un cuarto intermedio el 24 de octubre, en medio de un tenso debate de los once jueces.
Por lo pronto cuatro magistrados respaldaron que siga en pie la actual jurisprudencia por la cual puede ser detenido un condenado en segunda instancia, lo cual obligará a que Lula siga preso en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba.
Otros tres jueces del Supremo consideraron que un condenado solo puede perder la libertad luego de agotar las cuatro instancias procesales, lo cual beneficia al exgobernante y líder del Partido de los Trabajadores.
Lula cumple una condena del exjuez Sergio Moro, ratificada en las segunda y tercera instancias, por corrupción y lavado de dinero relacionados con un apartamento que recibió de la empresa constructora OAS en la ciudad balnearia de Guarujá.
La defensa del político rebate la acusación alegando que esa propiedad nunca fue ocupada por el imputado y que la misma no está a su nombre.
Los diarios de este jueves barajan varias hipótesis sobre lo que puede ocurrir en el Supremo, de donde surgen versiones de todo tipo.
Si bien los escenarios son diversos la mayoría de los analistas estiman que habrá un empate 5 a 5 entre los jueces que apoyan la prisión en segunda instancia y los que la rechazan.
Ante ese eventual empate se considera probable que la palabra final sea del titular del Supremo, el ministro Antonio Dias Toffoli, que tiempo atrás habló de buscar una solución salomónica para mitigar el impacto político de la misma.

ansa