La nueva moto de Aston Martin ni siquiera es legal en las calles

Aston Martin le dio una chance a las dos ruedas. El 5 de noviembre, en el Salón de la Motocicleta de Milán, la marca británica, en dificultades detrás de autos deportivos como el Vantage y el DB11, debutó con la AMB 001, una motocicleta de 180 caballos de fuerza que solo es legal para usarse en pista. Se producirá en asociación con la marca de motocicletas británica Brough Superior y será la primera vez que un modelo Brough Superior posea un motor V-Twin turboalimentado.

El anuncio se presentó como el último de los esfuerzos creativos de Aston para dinamizar la marca, que incluye un cupé de US$700.007 especificado por Daniel Craig para ser vendido como un regalo de fantasía en el catálogo anual para las festividades de Neiman Marcus, e incluso una canasta de picnic para acompañar a su próximo todoterreno DBX. Estos modelos llegaron luego de que la compañía de 106 años, no logró generar mucho efectivo en la primera mitad de 2019. Una oferta pública inicial fracasó (las acciones de la compañía cayeron 71% desde la oferta el año pasado), y recientemente se vio obligada a recaudar US$150 millones en una venta de bonos, ya que enfrenta preocupaciones de liquidez y sentimientos generalizados de fatalidad con respecto al Brexit.

Irónicamente, para una marca de herencia inglesa, la AMB 001 se ensamblará a mano en la fábrica Brough Superior en Toulouse, Francia, con entregas a partir del otoño de 2020. Poseerá un motor de 997 cc construido por Brough, con detalles exteriores que reflejan la asociación: el logotipo alado de Aston Martin y un trabajo de pintura verde y lima con junto a los colores tradicionales de la marca para las carreras, mientras que las ruedas, las horquillas y los conjuntos de frenos serán de color negro mate, con detalles de fibra de carbono. El asiento vendrá en cuero, cosido a mano.

Los beneficios para Brough Superior, que fue revivida por el diseñador de motocicletas Thierry Henriette en 2013, son un aumento en la visibilidad y probablemente algo de dinero. Fundada en 1919, Brough se fué a la quiebra en 1940 y languideció durante muchas décadas entre los entusiastas más fieles.

El beneficio para Aston Martin es incierto, teniendo en cuenta que la industria de las motocicletas tuvo problemas para atraer a conductores más jóvenes en los últimos años. No se espera que la compañía gane un dinero significativo con las motos, que se venderán por 108 mil euros (US$120.376) cada una, en una edición estrictamente limitada de 100. Un representante de Aston Martin omitió comentar sobre los detalles de la asociación.

msn