Noventa incendios en Australia

Un número sin precedentes de fuegos forestales está devastando el estado australiano de Nueva Gales del Sur, en el sureste del país, y poniendo a muchos pobladores bajo peligro de muerte. Hay más de 90 focos ígneos, alimentados por el viento, y la mitad está fuera de control, según las autoridades. La prensa local informó sobre personas atrapadas en sus hogares en diferentes lugares, mientras que los equipos de ayuda no pueden llegar a ellos debido a la fuerza de los incendios.
“Nunca hemos visto tantos incendios al mismo tiempo”, dijo el jefe de bomberos local Shane Fitzsimmons. Las autoridades han desplegado más de mil bomberos y 70 aviones para rescatar “a la mayor cantidad de personas posible”, dijo Fitzsimmons.
Australia está afectado por una de sus peores sequías en más de cien años y ya se han calcinado unas 575 mil hectáreas de bosques desde julio.
“Estamos en territorio desconocido”, dijo Fitzsimmons, a periodistas en Sydney. “Hay 370.000 hectáreas en llamas en este momento en Nueva Gales del Sur, que es más que toda el área quemada el año pasado”, añadió.
Asimismo los bomberos en la provincia de Queensland, al norte de Nueva Gales del Sur, se preparan para un recrudecimiento de las condiciones en la jornada en la que se esperan temperaturas de 37 grados en la ciudad de Brisbane, mientras que en Australia Occidental se pronostican temperaturas de más de 40 grados en Perth.
Los peores incendios vividos en el país en las últimas décadas ocurrieron a principios de febrero de 2009 en el estado de Victoria (sureste) y causaron 173 muertos y 414 heridos, y quemaron una superficie de 4.500 kilómetros cuadrados.

ansa