Lagostena fue condenado a 22 años de prisión por el crimen de Érica Soriano

Daniel Lagostena fue condenado a 22 años de prisión por el homicidio de Érica Soriano, su pareja al momento del crimen. El cuerpo nunca apareció, pero para el Tribunal Oral en lo Criminal N° 9 de Lomas de Zamora no hay dudas de que él la mató.

“No me hace diferencia que hayan sido 25 años de cárcel o 22 como finalmente le dieron. Lo importante es que se hizo justicia, tenemos un cierre de todo esto”, aseguró minutos después del fallo Verónica Soriano, hermana de Érica, quien desapareció en agosto de 2010. La frase hace referencia a la condena que había solicitado la fiscalía durante los alegatos.

Pese a que el cuerpo de la mujer nunca apareció, la extensa investigación determinó que Lagostena asesinó a la joven y luego se deshizo del cadáver. El hombre usó el crematorio del cementerio Lanús para incinerar el cuerpo y hacerlo desaparecer. Habría sido gracias a la ayuda del dueño de una casa velatoria, amigo de su padre.

Lagostena estaba detenido en la Unidad N° 40 de Lomas de Zamora e imputado por “homicidio en concurso ideal con aborto en contexto de violencia de género”, ya que la víctima estaba embarazada de tres meses al momento de la desaparición. Incluso, habían ido juntos al obstetra la noche anterior a su desaparición.

Durante el juicio declararon entre 60 y 70 testigos. Varios de ellos aseguraron que la mujer era hostigada y amenazada por su pareja, y que sufría reiterados episodios de violencia. “Si Daniel se entera me mata”, solía repetir, según el testimonio de sus amigas.

La fiscal hizo lo propio e intentó demostrar que la víctima estuvo sumergida durante los nueves meses de relación en una situación de extrema violencia.

el territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook