Lorenzetti pidió una transformación profunda: “Debemos hacer una autocrítica dentro de los poderes judiciales”

El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, llamó a los jueces a hacer una “autocrítica” sobre cómo está funcionando el Poder Judicial y los exhortó a encabezar una “transformación profunda”, que supere las políticas “pendulares”.

“Hace mas de 30 años que se discute en el país entre mano dura y mano blanda”, dijo. Lorenzetti llamó a establecer un “sistema razonable”, estable, que sin afectar las garantías responda al reclamo de seguridad.

Cuestionó además la “tragedia burocrática” que abunda en los tribunales y la “tragedia del tiempo”, que hace que se naturalicen procesos eternos.

“No podemos resistirnos a los cambios. Tenemos que pensar en la idea de servicio público”, dijo.

Puso, como ejemplo, un reclamo que el propio Mauricio Macri le hizo públicamente: el horario de los tribunales. “Si cambian las costumbres y hay que cambiar el horario, hagámoslo, o cambiemos la manera de trabajar para que el ciudadano tenga un servicio continuo”, afirmó. Pero dijo que podían ser “más sofisticados” y reflexionar no sólo sobre horarios, sino, sobre todo, sobre “procesos”.

Lorenzetti inauguró el año judicial frente a magistrados de todo el país y todas las instancias. El acto fue en el Patio de Honor del cuarto piso del Palacio de Justicia, el piso reservado a la Corte Suprema.

Este año, la invitación que recibieron los jueces anunciaba que se iban a “presentar los lineamientos de una política de Estado para transformación de los poderes judiciales”.

Hoy y mañana se reunirán magistrados de todo el país a debatir en nueve comisiones sobre distintos aspectos del funcionamiento del Poder Judicial. Elevarán a la Corte proyectos, que luego el alto tribunal pasará en limpio para buscar “consensos” con otros poderes del Estado.

Junto a Lorenzetti estaban los otros cuatro jueces de la Corte, Elena Highton, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz.

En la primera fila, el Gobierno estaba representado por el ministro de Justicia, Germán Garavano. Estaban además casi todos los jueces de las dos cámaras de Casación Penal, los miembros de la Cámara Federal y los jueces federales de Comodoro Py.

A pesar de que invitó a los jueces al cambio, Lorenzetti dijo que “los poderes judiciales no pueden buscar el reconocimiento de las mayorías, porque no es su función”.

“Si no -afirmó-, volveríamos a la Edad Media. A juzgar en la plaza pública y conforme los aplausos se condena o no se condena.”

Pero sostuvo que no es buena, tampoco, la “crítica infundada que afectan la independencia judicial”.

Reclamó además avanzar en todo el país y todos los fueros con el expediente digital.

 

“¿Todavía hay expedientes cosiéndose con hilo, cómo es posible que no podamos lograr expedientes digitales en todos los ámbitos?”. Y dijo que “hasta para eso” hay “discusiones”.

“Con documentos digitalízados, la auditoria es automática y podemos trabajar en cualquier horario”, afirmó.

Se quejó además de que haya tribunales funcionando en “edificios en ruinas, sin conectividad” y que los jueces deben ocuparse de esos temas.

Entre los invitados estaban también el presidente del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas; el lider del gremio judicial, Julio Piumato, y la presidenta de la Asociación de Magistrados, María Lilia Gomez Alonso.

Compartinos en...

Comentários no Facebook