Los ojos azules realmente no contienen pigmento azul

El azul no es un color común en la biología natural, salvo alguna extraña pluma de pájaro, algunos pétalos de flores o hasta alguna extraña langosta. Así que parece un tanto extraño que los humanos puedan tener los ojos de ese color. Pues no es tan raro: los ojos azules no contienen ningún pigmento azul. Su color es causado por el efecto Tyndall, un fenómeno similar al que provoca que el cielo se vea así.

El iris, el anillo de color del ojo, está formado por dos capas de células: el estroma en la parte superior, y el epitelio debajo. En los ojos azules, el estroma es una capa translúcida y contiene pigmento cero debido a una mutación genética. Cuando la luz impacta, dispersa ondas de luz. El azul se dispersa más que otros colores porque viaja con ondas más cortas, lo que hace que se refleje más fácilmente y lo haga más visible.

El estroma en los ojos marrones contiene altos niveles de melanina, un pigmento negro y marrón, hecho que explica que se vean con ese color.

Cuando miras al cielo en un día claro, también parece azul debido a la dispersión de la luz, pero no porque el cielo contenga partículas pigmentadas. Este efecto se conoce como dispersión de Rayleigh. Aunque en gran parte es un efecto similar, difiere porque las partículas que dispersan la luz son mucho más pequeñas que la longitud de onda azul.

Fuente: ¡No Sabes Nada!

Compartinos en...

Comentários no Facebook