Lula resiste en el sindicato metalúrgico y dice que no se entregará a la policía

Su defensa elevó un nuevo habeas corpus ante el Tribunal Superior de Justicia para que suspenda la orden de prisión que considera apresurada.

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva presentó un nuevo recurso de “habeas corpus” ante la segunda corte del país para intentar evitar ir este viernes a prisión por una condena por corrupción, según el texto citado por medios locales.

La defensa de Lula envió el “habeas corpus” al Superior Tribunal de Justicia (STJ) en la noche del jueves, horas después de que el juez de “Lava Jato” Sérgio Moro ordenase la entrada en prisión del ex mandatario como tarde a las 17:00 horas de este viernes.

El bufete de abogados Teixeira Martins alega que el tribunal de apelación de Porto Alegre (sur) indicó a Moro que emitiera la orden de prisión sin haber analizado las objeciones presentadas contra el rechazo de los recursos.

Según los abogados, “no hubo agotamiento de la jurisdicción”, por lo cual no podía decretarse la orden de prisión.

En su orden de prisión, Moro desconsideró esos recursos, definiéndolos como “patologías” del sistema judicial que sólo buscan aplazar los tiempos y “no alteran juicios” ya emitidos.

Lula, favorito para volver a ser elegido presidente en los comicios de octubre, debe presentarse ante la Policía Federal en Curitiba, donde está el tribunal de Moro, en el sur del país, para empezar a cumplir una pena de doce años de cárcel a la que fue condenado en enero.

El “habeas corpus” es un recurso urgente basado en garantías constitucionales que permite a un acusado pedir a un juez que suspenda una orden de prisión que considera injusta.

Según el portal Globo, Lula pasó la noche en el Sindicato de los Metalúrgicos de San Pablo, su bastión político desde sus épocas como líder sindical.

El ex presidente de 72 años se reunió con su círculo más cercano en la sede del sindicato ubicado en Sao Bernardo do Campo, en la periferia de San Pablo, para analizar su proceder este viernes.

Miles de seguidores de Lula acudieron por la noche al lugar para mostrar su apoyo al carismático ex líder obrero, jefe de Estado entre 2003 y 2010 e ícono de la izquierda en toda América Latina. Pero además el MST (Movimiento Sin Tierra) cortó 50 rutas en todo el país, en lo que sería la antesala de una enorme protesta nacional a favor del ex presidente.

fuente: misionesonline

Compartinos en...

Comentários no Facebook