Mauro Zárate y su familia, con custodia policial por amenazas de muerte

Para los hinchas, no hay nada peor que un jugador les rompa el corazón. El que les promete amor eterno y luego los abandona para irse a otro club. Eso pasó con Mauro Zárate y la gente de Vélez, quien después de jurar lealtad eterna al Fortín firmó con Boca en este mercado de pases.

Pero todo tiene un límite. Y los velezanos lo sobrepasaron amenazando de muerte al delantero, quien tuvo que hacer la denuncia y desde ahora vive junto a su familia con custodia policial.

Las intimidaciones las recibió a través de las redes sociales, además de un llamado anónimo al colegio de sus hijos por una supuesta bomba. Esto hizo que Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación, tomase la decisión de proteger al jugador.

Además, la Policía fue al club de Liniers con una orden judicial para cotejar datos de algunas personas identificadas con el padrón de socios. La denuncia de la familia Zárate fue recibida por el juzgado Federal en lo Criminal y Correccional n°1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado.

Mauro regresó este jueves al país junto con Boca, que realizó la pretemporada en Estados Unidos, y donde el delantero marcó un gol en el triunfo 4-2 ante Independiente Medellín en un amistoso.

Precisamente para preservarlo de posibles insultos y agresiones, la dirigencia del Xeneize le pidió a la Superliga que el partido ante Vélez se dispute en la Bombonera, para evitar que Zárate sea repudiado por todo el estadio José Amalfitani.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook