Médica niega haber atendido el parto de la mujer sospechada de compra de bebé

La localidad de Candelaria está conmocionada por un caso que tiene ribetes de novela. Es que en las últimas horas la Justicia tomó intervención en el caso de una beba que fue inscripta dos veces por diferentes mujeres. La primera vez en Posadas y luego en la antigua capital. Todo saltó a la luz el jueves último, cuando una trabajadora de la comuna se presentó con un certificado que daba cuenta de que había sido madre, sin embargo, según señalaron las fuentes consultadas por El Territorio, nunca tuvo signos de haber estado embarazada.

La médica, Mariana Diebel, cuya firma está en el certificado de nacimiento de la niña nacida, según el documento, el 1 de julio pasado y en diálogo exclusivo con El Territorio dijo: “Yo firmé el certificado de nacimiento de la bebé pero no atendí el parto. Me confié en lo que dijo mi compañera de trabajo y en lo que dijo la mamá cuando llegó al consultorio externo del hospital donde estaba yo atendiendo y después de examinarla y examinar a la niña realicé los pasos necesarios de rutina como ser toma de huellas del pié del recién nacido, etc. y firmé el certificado que Susana me indicó que necesitaba para inscribir a la niña”.

“En ningún momento sospeché siquiera que podía ser una mentira tan grande así, hoy estoy llena de miedos, me pasó esto por tratar de ser buena, nunca imaginé que en Candelaria podía pasar algo asi”, dijo la profesional quien a medida que profundizaba el diálogo la pediatra se iba quebrando hasta entrar en llanto y asegurar que siente mucho miedo, que jamás imaginó que algo tan grave estaba detrás de aquel pedido de esa mamá.

Además relató Diebel, “llegó con su bebé a atenderse y pedir el certificado”, e indicó, “siento mucho miedo, esto me pasó por no pensar que la gente sea capaz de mentir tanto, hoy ya no confío en nadie, trabajé 14 años en el Madariaga y jamás he tenido problemas, vine a Candelaria hace 4 años para estar más cerca de mi hija con quien ya casi no estaba y me estaba perdiendo su infancia, soy sostén de familia, mi madre que ya es una persona mayor y mi hija dependen de mi. Sin los ingresos que yo llevo a la casa que salen de mi trabajo en las guardias en el hospital y en el consultorio ellas no viven, estoy con mucho miedo, por hacer un favor ahora estoy pegada a un hecho grave que no me imaginé que pueda pasar aquí.

“Me pongo a disposición de la justicia para colaborar con la investigación porque se que no tengo nada que ver porque no atendí el parto, el parto lo atendió Patricia (por la enfermera que fue demorada en la noche del miércoles) al menos eso me dijo ella y yo le creí”, dijo llorando muy acongojada.

La médica, ante la consulta de El Territorio sobre cómo accedieron al formulario para la confección de la certificación de nacimiento, dijo: “El formulario para el certificado de nacimiento lo solemos tener en la guardia o los tiene el de seguridad en resguardo, no es de difícil acceso. Quisiera volver el tiempo atrás para no estar pasando por esto”.

Diebel dijo no conocer mucho a Susana, que la atendió en una oportunidad en una emergencia y la derivó a Posadas, de eso hace varios meses y el 5 de julio cuando la supuesta mama de la niña se presentó a atenderse y solicitar el certificado.

el territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook