Misionera fue rescatada tras alertar apropiación de su hijo recién nacido

Un bolso de mano cargado de ilusiones de una vida mejor para ella, su beba de 3 años y el bebé que llevaba en su vientre. Un colectivo a Buenos Aires, con una promesa de un trabajo y un dinero que aliviaría su extrema condición de vulnerabilidad. Pero nada de eso sucedió, era todo un engaño del que -por la rápida acción de una profesional- pudo escapar.
Una joven misionera de 20 años y sus dos hijos fueron puestos a resguardo de la Justicia luego de que un ex policía de la Policía Bonaerense intentará apropiarse de los menores en Berazategui. Hasta ayer una mujer, quien la habría contactado, se encontraba en condición de prófuga.
Según pudo reconstruir este medio en base a periodistas locales y fuentes judiciales ligadas al caso, el hecho se dio a conocer ayer mediante la trabajadora social del hospital Evita Pueblo de la mencionada localidad del Gran Buenos Aires, quien se comunicó con la línea 145 de Asistencia y Denuncias por Trata de Personas. En razón de esto, la Justicia dio intervención al Gabinete de Cibercrimen local, que fue a constatar la situación.
Una vez en el lugar, los uniformados pudieron reconstruir que la víctima, que es oriunda del departamento de San Pedro y viviría en la zona rural del mismo, había sido internada allí hace dos días para tener a su hijo. Se la notaba muy compungida y manifestó que tenía el temor de que le saquen al recién nacido y a su otra beba de 3 años que estaba en una casa del barrio Aldana.
La joven, cuya identidad se reserva, dijo que había llegado a Buenos Aires cuatro días atrás con la promesa de un trabajo en una verdulería por el cual le pagarían 10.000 pesos mensuales. En su estado de nerviosismo no recordó en qué colectivo llegó e incluso admitió que no sabía bien en qué parte de la provincia estaba, aunque logró manifestar que el panorama fue muy distinto cuando pisó su destino junto a su pequeña.
Quienes intervinieron dijeron que “apenas habla” y le costó mucho a los profesionales entenderla.

Verdaderas intenciones
Rápidamente las intenciones reales de sus empleadores emergieron: le dijeron que querían quedarse con sus hijos, porque la señora de la casa se había “ligado las trompas” y no podría gestar. Incluso le dijeron que podrían cambiarle el nombre y los documentos a su hija más grande. En ese panorama, sin mucho margen para huir, recién pudo pedir ayuda en el nosocomio en la jornada de ayer.
Ante eso, el magistrado Daniel Ernesto Ichazo, titular de la Fiscalía de Instrucción y Juicio Uno especializada en Trata de Personas y Delitos Conexos, ordenó un “allanamiento de urgencia” la morada ubicada en calle 126 entre 01 y 02 de la localidad. En el mismo participó Cibercrimen en conjunto con la Comisaría Quinta local, el Gabinete Criminológico de Berazategui, personal de Subsecretaria de Política de Género Diversidad y Familia de Quilmes.
En el hogar, donde habitaba un suboficial retirado de la Policía de Buenos Aires con su hija de 15 años, se rescató a la menor de 3 años y se recuperó documentación de ella y su madre, así como sus pertenencias personales. El sujeto, identificado como Oscar Héctor T., quedó detenido y espera definiciones de la Justicia sobre su futuro.
En la morada también se incautó una escopeta Iga-Gaucha calibre 12-70 y una pistola marca Bersa calibre 380, por lo que también se acusa de tenencia de arma de guerra.

Prófuga y destino
Por otro lado, fuentes del caso detallaron que una “comadre” del ex funcionario público escapó y está siendo preocupada. Esta mujer sería quien ubicó a la joven misionera, por lo que su detención podría develar los métodos utilizados para la captación.
La niña fue restituida a su madre, quien en horas de la tarde finalmente dio a luz. “Está siendo contenida por profesionales de la Subsecretaría de Políticas de Género y se decidirá su futuro en relación al proyecto de vida que desee, es decir, si quiere regresar a su provincia o no”, detalló a El Territorio en exclusiva una fuente judicial ligada al caso.
Además este medio accedió a material audiovisual donde se ve a la menor jugando con profesionales e incluso el momento en el cual conoce a su hermano/a menor.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook