Misterioso hallazgo de huesos en el Vaticano

La fiscalía romana investiga si restos humanos hallados bajo el suelo de la nunciatura vaticana, en Roma, pertenecieron a Emanuela Orlandi , la hija de un empleado de la Santa Sede que desapareció hace 35 años sin dejar rastros. Por lo tanto, el fiscal jefe, Giuseppe Pignatone, abrió una investigación por homicidio y ordenó un análisis de ADN de los huesos, que fueron encontrados durante los trabajos de renovación de la embajada del Vaticano, para determinar la edad, el sexo y la fecha de muerte.

Mientras la pesquisa comienza, familiares de Orlandi creen que podría tratarse de restos de la joven desaparecida cuando tenía 15 años, aunque no descartan que se trate de otra adolescente, Mirella Gregory, de la que se perdió el rastro hace un mes. “Cada acción, cada situación, cada hallazgo nos pone en un justificado estado de alerta”, expresó Annamaria Bernardini de Pace, abogada de la familia Orlandi.

Orlandi era una ciudadana del Vaticano, hija de un trabajador de la Santa Sede, que desapareció en 1983 tras asistir a una clase de música cerca de la Piazza Navona, en el centro de Roma. Entre las hipótesis que se analizaron, se relacionó el caso con una trama de espías extranjeros contra el Papa, abusos sexuales dentro del Vaticano y con la mafia italiana. Otra más reciente supone que Orlandi está en Londres con una identidad secreta.

En medio del mar de suposiciones, algunos medios locales señalaron que los restos podrían pertenecer a dos personas, ya que fueron encontrados en dos sitios.

Cronica

Compartinos en...

Comentários no Facebook