Nene “curioso” se metió cable USB en el pene: acabó en el hospital

El insólito caso ocurrió en la provincia china de Heilongjiang. Un nene de 13 años se introdujo un cable USB de 10 centímetros en el pene “por curiosidad” y acabó internado en el hospital.

Según transcendió, el nene, por curiosidad, cortó el conector USB y se lo metió en el pene a través de la uretra, lo que evitó que el elemento le provocara más daño del ocasionado.

De acuerdo a lo que informan medios locales, recoge The Times, el menor orinaba con sangre y el cable había llegado hasta la vejiga.

“En los rayos X podemos ver un nudo, por eso no pudo sacarlo”, señaló el doctor Xu Liyan al canal de la Metrópolis de Heilongjiang.

Al día siguiente, el menor fue trasladado al Hospital de Niños Harbin para la cirugía. Luego de intentar sin éxito sacar el cable con lubricante, los médicos procedieron a operar.

No es la primera vez que pasa

Un chino de la provincia de Shaanxi insertó un cable de 20 centímetros en su pene mientras se masturbaba, en 2016. Según The Mirror, lo hizo después de ver un video en Internet sobre cómo podría mejorar su rendimiento sexual. También tuvieron que operarlo para sacárselo.

Cronica

Compartinos en...

Comentários no Facebook