Por qué retrocedió el dólar tras una semana sin freno

El peso se recuperó hoy frente al dólar apoyado en las medidas que lanzó el Gobierno para evitar que siga devaluándose tras una semana nefasta en la que había perdido más de 11% en esa relación sin siquiera insinuar la posibilidad de hallar un piso. La jornada se cerró incluso con una señal, surgida de la primera subasta de dólares para asegurar liquidez en divisas a los bancos, que indica que el dólar tendería a estabilizarse e incluso podría volver a retroceder mañana.

El rebote se produjo, a juicio de analistas y operadores, al quedar en claro que la nueva conducción del Banco Central (BCRA) -encabezada ahora por el ex ministro de Finanzas, Luis Caputo- logró hilar en los intersticios de las restricciones que trajo consigo el entendimiento recientemente logrado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para lograr acuerdos con otros operadores de mercado que le permitan mantener una oferta constante de dólares mientras en paralelo comienza a operar para reducir su demanda potencial al acelerar la absorción de pesos.

La ingeniería financiera con que se pretende poner fin a la corrida, en su primer día de aplicación, dejó una baja de 44 centavos (de $ 28,85 a 28,41) promedio en el precio de venta del dólar al público que ni siquiera reflejó fehacientemente el desplome de 77 centavos que registró la cotización mayorista de la divisa al caer de $ 28,35 a 27,58 (2,7%), la que se registró en un mercado muy volátil que manejó con un acotado volumen de negocios (US$ 489,5 millones).

Y una señal tranquilizadora para hoy dado que, en el debut de las subastas para asegurarle liquidez en dólares al sistema, los bancos hicieron pedidos por menos de la mitad de lo que el BCRA había ofrecido abastecer (podían acceder hasta $US$ 400 millones y tomaron apenas US$ 175 millones) y los adquirieron a un precio que partió de $ 27,35 (23 centavos o 0,85% menor) y promedió los $ 27,4936 (- 8,7 centavos o 0,3%) que el cierre del billete mayorista.

Además se registró un fuerte y desordenado recaomodamiento del resto de las variables financieras que confundió a algunos operadores, por el masivo arbitraje de Letras del Banco Central (Lebac) a los nuevos bonos del Tesoro que comenzaron a realizar los bancos, ahora que se les habilitó la posibilidad de utilizar uno de ellos para integrar el cómputo de los encajes, una obligación que les subirá en 5 puntos en los próximos días (lo que les impedirá disponer de unos $ 100.000 millones de acá a un mes) y con la que, por lo mismo, les conviene cumplir con ella con instrumentos remunerados antes que hacerlo con efectivo.

En este sentido, por caso, hay que mencionar los rendimientos del 65% que llegó a marcar la Lebac a vencer mañana “lo que no indica para nada que el BCRA esté dispuesto a validar este nivel de tasas en la subasta sino que revela el nivel que tuvo la dimensión que alcanzó la liquidación de los bancos que buscaban pesos para poder comprar los nuevos bonos”, explicó el analista Noberto Sosa, director de Invertir en Bolsa (IeB).

la nacion

Compartinos en...

Comentários no Facebook