Por quinto día seguido, una treintena de maleteros bloqueó la terminal

En medio del conflicto que se vive en la Terminal de Ómnibus de Posadas debido a la toma por parte de los maleteros y a la finalización de la mesa de diálogo para definir la tarifa del toque de andén, la Municipalidad comenzó ayer a multar a las empresas por subir o bajar pasajeros en las calles aledañas.

Desde la comuna, en la noche del jueves, al dar por finalizada la mesa de diálogo, habían señalado que activarían los elementos legales que poseen para resguardar la integridad de los pasajeros, “que deben ascender y descender a los ómnibus en un lugar seguro”.

En ese marco, en la mañana de ayer los inspectores de Tránsito se presentaron en inmediaciones de la zona de la terminal para comenzar a labrar actas de infracción a los micros que suben y bajan a los viajeros fuera del predio, mientras los maleteros hasta anoche desoían la orden judicial de desalojar el acceso para permitir el ingreso de los coches.

Los inspectores municipales tomaron nota durante todo el día de ayer de las patentes, empresas y números de las unidades de colectivos para luego labrar las actas de multa por dejar pasajeros en lugares indebidos.

A instancias de una denuncia de la concesionaria que administra la terminal, el jueves la Justicia les envió a los manifestantes un ultimátum de 48 horas para desalojar el ingreso y habilitar el paso de los colectivos, por lo que hoy vence dicho plazo.

La orden emanó del Juzgado de Instrucción Uno de Posadas. Los maleteros ya fueron notificados pero hasta ayer no deponían su actitud. Como consecuencia del conflicto, los pasajeros se vieron obligados una vez más a soportar la situación que pone en peligro su integridad. Esto generó el descontento entre ellos, sobre todo en las personas mayores que debieron soportar las altas temperaturas bajo el sol o caminar por veredas rotas o sin luz.

Al respecto, Juan Manuel Fouce, titular de la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Caemtap), afirmó a este medio: “Estamos muy molestos con esto que está sucediendo. No deberían multar a los colectivos, es una barbaridad lo que están haciendo”.

A su vez, sostuvo que “los micros no están entrando a la terminal por la protesta de los maleteros, no porque no quieren entrar”. Indicó que de momento no tienen resuelto que harán desde hoy, cuando la concesionaria de la terminal de Posadas, Itatí y Asociados, vuelva a cobrar a cada micro, por toque de andén, el 25% del valor de un boleto de cabecera a cabecera. “Lo vamos a decidir en una reunión de la Caemtap donde también vamos a evaluar si acudimos a la Justicia”, concluyó.

Mesa de diálogo
Esta semana se realizó una nueva y última reunión de la mesa de diálogo que la componían la Caemtap, la concesionaria Itatí y el municipio en la sede comunal, en la que las partes no lograron ponerse de acuerdo sobre el canon que tendrá el toque de andén.

En ese sentido, Iván Lambert, secretario de Transporte de la ciudad, dialogó con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7 y comentó: “Efectivamente, después de dos meses de diálogo y el pedido de conciliación para poder trabajar sobre la modificación del canon, luego de distintos modos de solucionar el problema, no se ha podido llegar a un acuerdo”.

Y añadió: “En principio, como se había manifestado, fue pedir a la Unam que realice un informe para ver cómo deberían ser los costos para garantizar una adecuada rentabilidad y se determinó que el toque de andén debería ser de un 19,44 por ciento, eso no fue aceptado por los empresarios”.

“Después de otras propuestas, todas las alternativas presentadas fueron rechazadas y como no hubo acuerdo se finalizó este período y se vuelve al 25 por ciento que es el costo que está tipificado en la ordenanza”.

Agregó que al momento de la conformación del informe por parte de la universidad, se solicitó información a ambas partes, la cual no se pudo reunir para considerarla y evaluar el impacto del valor del toque de andén dentro de la economía de las empresas.

Flecha Bus, en crisis
La empresa de ómnibus Flecha Bus presentó un pedido de apertura de concurso preventivo, afectada por la caída de las ventas, la quita de subsidios y la competencia que le representan las aerolíneas low cost. En un comunicado, la firma dijo que “esta medida no afecta en ningún aspecto la prestación de los servicios, que se seguirán brindando con total normalidad”.

El Territorio

Compartinos en...

Comentários no Facebook