Prohíben a Microsoft la instalación de programas sin consentimiento en Finlandia

Cuando Windows 10 apareció, ofreció la actualización gratuita de Windows 7 y 8.1 a esta nueva versión de forma totalmente gratuita. Aunque esto fue hace unos años, todavía hasta hace poco era posible obtener este upgrade sin costo.

Por una parte, es una buena estrategia y opción para la mayoría de los usuarios, pues, de esta manera, tuvimos acceso a una versión más moderna, estable y segura del sistema operativo sin tener que adquirir una nueva licencia o equipo.

Pero no todos se han convencido de actualizar, principalmente los usuarios de Windows 7, una de las versiones más populares del sistema operativo que destaca por su rendimiento y estabilidad. Sin embargo, Microsoft parece que no se quedaría con los brazos cruzados y “presionó” a estas personas a actualizar, por lo que, en Finlandia, esta acción ya tuvo consecuencias sobre la compañía.

Microsoft es castigado por su app “Get Windows 10”

A pesar de las campañas de la empresa, Microsoft no ha logrado que la mayoría de quienes usan Windows 7 se muden a Windows 10. Una de las estrategias que usaron, fue una aplicación que se instala en el sistema operativo y que muestra la “recomendación” de actualizar a la última versión de Windows.

El problema, es que al seleccionar la “X” para cerrar la ventana, esto no quería decir que el usuario se negaba a actualizar, sino que indicaba un acuerdo de una actualización en lugar de cerrar la aplicación.

Esto fue analizado por la Autoridad del Consumidor Finlandés (FCA) y determinó que el programa de “Get Windows 10” (Obtén Windows 10) es una herramienta de marketing directo que se había instalado en las PC sin el consentimiento de los clientes.

Ahora, la compañía ha hablado con la autoridad y ha acordado que ya no enviarán esta app a los dispositivos. Microsoft se defendió y dijo haber explicado los cambios a la aplicación en un blog, pero Miina Ojajarvi, abogada de la Autoridad del Consumidor Finlandés, dijo que “una mención en un blog no es suficiente”.

Además, la FCA también emitió un comunicado al respecto:

El empresario no puede suponer que el consumidor obtiene información sobre un producto por su cuenta o buscaría información a través de enlaces de Internet complejos.

Al parecer, por el momento sólo los usuarios de Windows 7 serán los que se vean beneficiados de este tipo de instalaciones y actualizaciones sin consentimiento, pero, curiosamente, quienes usan Windows 10 seguirán recibiendo las actualizaciones sin permiso, algo que podría cambiar en caso de que un gran número de personas presenten una queja al respecto.

 

Fuente: Winphonemetro

Compartinos en...

Comentários no Facebook