Si quieres salvar el planeta, las lombrices son mucho más importantes

No vemos a toda la fauna de la misma manera. En en caso de la lombriz, está claro que no goza de la misma popularidad que animales más grandes y carismáticos como los gorilas, los tigres o los osos panda. Los gusanos nunca nos van a parecer “adorables” y nunca van a estar al frente de una campaña para la protección de los animales.

Pero en lo que Darwin sí que tenía razón es que (ahora es cuando los fans de los osos panda os tenéis que tapar los ojos) la preservación de los gusanos es mucho más importante si tenemos en cuenta su aporte a lo que llamamos “servicios medioambientales”, cruciales para la supervivencia humana. Darwin tuvo un buen motivo para pasarse 39 años estudiando estos animales. De hecho, las lombrices han sido clasificadas como la especie que más ha influido en la historia del planeta, por encima de los dinosaurios y de los humanos.

Para los ecologistas las lombrices son una “especie clave” por todo lo que han influido en las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo. Las razones son varias.

Los gusanos reciclan. Tienen un papel crucial a la hora de descomponer la materia orgánica y fertilizar el suelo mediante su ingesta de alimento y producción de excrementos constante (aproximadamente 1,5 veces su peso al día). Sus excrementos cuentan con gran cantidad de nutrientes y bacterias que son beneficiosas para las plantas. Los científicos han llegado a medir una cantidad de nutrientes fundamentales cinco veces mayor en los excrementos de gusanos en comparación con la tierra circundante.

Un estudio llevado a cabo en Hawaii encontró que cambiando una parte de fertilizante estándar por vermicompost (compost hecho con lombrices) se mejoraba el rendimiento de las cosechas de tomates y fresas en un 30%. Es cierto que es difícil generar cantidades industriales de excrementos de lombrices y el vermicompost sigue siendo más caro que los fertilizantescomerciales. Sin embargo, se trata de un buen ejemplo sobre de qué manera las lombrices pueden ayudarnos.

Además, las lombrices son excelentes “ingenieras del suelo”. Cuando se mueven por la tierra, las lombrices la remueven y la mezcla, ayudando a airearla y a drenarla. Esto hace que los nutrientes salgan a la superficie y que la tierra sea más fértil, ayudando a prevenir las inundaciones y la erosión.

Feas, fuertes, formales y muy importantes

También son barómetros de la salud y de la toxicidad del suelo. Se trata de animales sensibles a los contaminantes en la tierra como los residuos de pesticidas o metales pesados (zinc y plomo, entre otros) y se ven muy afectadas por los cambios en el uso de la tierra como en el caso de la deforestación para crear agricultura intensiva. Esto significa que la salud de los gusanos locales es una herramienta útil para evaluar el impacto del los diferentes usos del terreno y del uso de contaminantes.

El planeta se las podría apañar sin osos pandas, pero a duras penas lo haría sin lombrices: son claves para multitud de ecosistemas y para reparar el suelo

Por otro lado, las suculentas lombrices son una fuente importante de comida rica en proteínas para muchos animales, como el tejón común. Y finalmente, las lombrices pueden ayudar a reparar el suelo dañado y pueden proporcionar soluciones para los problemas causados por los humanos. La investigación sugiere que las lombrices podrían ayudar a limpiar la tierra contaminada de metales pesados tóxicos como el plomo.

Otros studios muestran que las lombrices pueden acelerar la restauración de tierras degradadas en los trópicos, mientras que la investigación en el norte de Vietnam encontró que la reducción de la variedad de lombrices debida a el cambio del uso del suelo también tuvo un efecto significativo en la fertilidad, en el drenaje y en la erosión del suelo.

Así que las lombrices son nuestros aliados del subsuelo… pero solo si las tratamos bien. Estos invertebrados hacen posible que podamos vivir en el planeta con solo comer y hacer sus necesidades, así como arando, ventilando y fertilizando el suelo al mismo tiempo.

El cambio climático y la intervención de los humanos están acelerando la pérdida de la biodiversidad en la Tierra. La complicada situación del tigre en la India y del orangután en Indonesia son bien conocidas, pero los científicos están empezando a preocuparse por las lombrices y por otros animales con los que estamos menos familiarizados pero que no nos podemos permitir perder.

Si los osos panda se extinguieran, sería algo muy triste, pero un mundo sin lombrices haría que la vida en la Tierra pudiera terminar rápidamente: tendríamos menos comida, más contaminación y más inundaciones. No importa lo adorable que sea un panda, son las “humildes” lombrices de Darwin las que están haciendo el trabajo sucio, pero crucial, en la tierra.

fuente: magnet

Compartinos en...

Comentários no Facebook