La primera ministra británica, Theresa May, superó ayer una moción de censura en el Parlamento y seguirá al frente del Partido Conservador. La líder pirata fue respaldada por 200 votos contra 117 en contra. Los cuestionamientos habían nacido del sector de su propia agrupación que se opone al Brexit.

De esta manera, se aseguró seguir un año más en el cargo, ya que durante ese plazo no se puede presentar una iniciativa similar. Antes de la votación, la premier británica prometió que abandonará su cargo para las próximas elecciones legislativas, de 2022. Además, reiteró que está “decidida” a llevar adelante el divorcio de la Unión Europea, que debe concretarse el 29 de marzo próximo, y lo definió como el “mejor acuerdo posible”.

Esta posición inflexible hizo que un sector de su propio partido intentara echarla del gobierno, aunque no tuvo éxito.

Cronica

Compartinos en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.