Unas 15 personas resultaron heridas tras una fuerte turbulencia en un avión que venía de Miami a Ezeiza

Los pasajeros del vuelo AR 1303 que realizó el trayecto Miami-Buenos Aires sufrieron un aterrador momento cuando el avión pasó por una fuerte turbulencia que dejó como saldo 15 heridos. Ocho de ellos tuvieron que ser derivados a un hospital para un segundo control.

El intenso movimiento de la nave generó que se abrieran las puertas de los portaequipajes, se cayeron varias cosas y volaron por el aire los elementos que los pasajeros tenían apoyados en sus bandejas.

Hubo gritos y se registraron escenas de pánico. El comandante reportó un “evento nivel 1, con heridos abordo”.

También se cayó el carro de comida y causó que un nene se quemara la pierna con café. Hubo tripulantes que también sufrieron golpes, aunque ninguno, incluidos los pasajeros, tuvo una fractura. Lo más grave fueron cortes.

Una pasajera contó anoche cómo vivió ese momento de temor e incertidumbre: “Empezó a las dos o tres horas de vuelo. Muchos estábamos sin cinturón porque el piloto no avisó que entrábamos en turbulencia”.

La mujer, visiblemente molesta, relató que los pasajeros “volaron” porque “cuando el avión cayó en picada la gente se golpeó contra el techo con una fuerza terrible”. En consecuencia, aseguró que “hubo personas cortadas, la mayoría con heridas en la cabeza”.

“No sabíamos si llegábamos, fue un vuelo espantoso. El piloto dijo que tenía 38 años de vuelo, pero él se atrevió a meterse en esa zona”, completó la pasajera en diálogo con TN.

El incidente, que ocurrió durante la fase de vuelo denominada “crucero” a la altura del Amazonas, fue reportado por el comandante a cargo, que aclaró que no había ningún desperfecto con la nave y que no era necesario aterrizar de emergencia. La tripulación se encargó de asistir a los 192 pasajeros.

Misionesonline

Compartinos en...

Comentários no Facebook